Luxación glenohumeral posterior

En la luxación posterior del hombro, la cabeza del húmero sale fuera de su cavidad articular para colocarse detrás de la cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).

La dislocación glenohumeral posterior es poco frecuente: menos de 5% de todas las dislocaciones del hombro.

La luxación glenohumeral posterior ocurre con mayor frecuencia durante un episodio convulsivo o una descarga eléctrica. El choque directo anteroposterior (accidente de tráfico, de deporte, etc.) es una causa mucho menos común.

El diagnóstico correcto se hace en menos de 50% de los casos en la primera consulta. La luxación glenohumeral posterior es un reto para el medico debido a sus signos clínicos moderados y signos radiológicos a menudo ambiguos.

A diferencia de la luxación anterior, la inspección visual no se encontra ningún cambio en el contorno del hombro y la palpación no detecta ninguna anomalía. Por otra parte, el deterioro funcional suele ser leve o inexistente. El diagnóstico clínico se basa en la investigación de una pérdida de la rotación externa del miembro superior.

El diagnóstico radiológico puede ser difícil debido a que la radiografía muestra sólo una anomalía: la desaparición del espacio de la articulación glenohumeral! La incidencia Perfil (Neer) no da suficiente información sobre la posición de la cabeza humeral en relación con la glenoides. En esta situación, en caso de duda, las imagenes transversales (Tomografía computarizada o Resonancia magnética) son las armas definitivas!

Caso ilustrativo

Información Clínica

Patiente de 41 años llega en helicóptero a las urgencias con un traumatismo craneal provocado por una colisión de esquís. Los cuidadores indican que tuvo una pérdida de la conciencia durante unos diez minutos.

Radiológica

A su llegada, se realiza un escáner cerebral. Este examen es normal: no se encontró una hemorragia intracraneal.

Las radiografías del hombro (Imágenes 1 y 2), las radiografías de tórax y de la pared torácica se realizan. Las radiografías del hombro se interpretan a las emergencias y se consideran difíciles de interpretar debido a su mala calidad. Una resonancia magnética del hombro se solicita en busca de una ruptura probable del manguito de los rotadores.

Resonancia magnética del hombro (T2FATSAT en 3 planos del espacio, T1 axial - Imágenes 3-10): luxación glenohumeral posterior con fracturas de húmero.

Tomografía computarizada (adquisición de volumen a través del hombro sin contraste - Imágenes 11 a 15) después de la reducción bajo anestesia general: persistencia de la luxación glenohumeral posterior.

a
Luxación glenohumeral posterior. Imagen 1
Radiografía del hombro, vista lateral 1, Húmero. 2, Scapula (glène). 3, Clavícula. 4, Arco costal.
  • Radiografía del hombro, vista anteroposterior. Imagen 1 1, Húmero. 2, Scapula (glène). 3, Clavícula. 4, Arco costal.
  • Radiografía del hombro, vista lateral. Imagen 2. 1, Cabeza del húmero. 2, Clavícula.
  • Resonancia magnética nuclear del hombro. Corte axial T1. Imagen 3. 1, Músculo deltoides. 2, Cabeza del húmero.
  • Resonancia magnética nuclear del hombro. Corte axial T1. Imagen 4. 1, Músculo deltoides. 2, Cabeza del húmero.
  • Resonancia magnética nuclear del hombro. Corte axial T1. Imagen 5. 1, Músculo deltoides. 2, Cabeza del húmero. 3, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).
  • Resonancia magnética nuclear del hombro. Corte axial T1. Imagen 6. 1, Músculo deltoides. 2, Cabeza del húmero. 3, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).
  • Resonancia magnética nuclear del hombro. Corte axial T1. Imagen 7. 1, Cabeza del húmero. 2, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).
  • Resonancia magnética nuclear del hombro. Corte axial T1. Imagen 8. 1, Músculo deltoides. 2, Cabeza del húmero. 3, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).
  • Resonancia magnética nuclear del hombro. Corte coronal T2FATSAT. Imagen 9. 1, Cabeza del húmero. 2, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).
  • Resonancia magnética nuclear del hombro. Corte coronal T2FATSAT. Imagen 10. 1, Cabeza del húmero. 2, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).
  • Tomografía computarizada del hombro. Reconstrucción axial. Imagen 11. 1, Cabeza del húmero. 2, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).
  • Tomografía computarizada del hombro. Reconstrucción axial. Imagen 12. 1, Cabeza del húmero. 2, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).
  • Tomografía computarizada del hombro. Reconstrucción axial. Imagen 13. 1, Cabeza del húmero. 2, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).
  • Tomografía computarizada del hombro. Reconstrucción axial. Imagen 14. 1, Cabeza del húmero. 2, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).
  • Tomografía computarizada del hombro. Reconstrucción axial. Imagen 15 de 15. 1, Cabeza del húmero. 2, cavidad glenoidea de la escápula (omóplato).